Necesitas una terapia personalizada porque tienes una historia propia.

    El fisioterapeuta, a menudo observa que un dolor puede deberse a una combinación de alteraciones en distintas partes del cuerpo. Esto afecta al equilibrio del sistema neuro musculo esquelético. Una evaluación detallada de la historia personal, normalmente revela lesiones antiguas, pensamientos/creencias, emociones y hábitos que en conjunto modifican la estrategia eficaz del movimiento, la postura, la respiración, etc. Y es que, la salud de la persona no se limita a un síntoma o una sola parte del cuerpo. Comprender este concepto, facilita el razonamiento clínico y la elección de tratamientos eficaces.

    La valoración se centra en la historia única de la persona. De esta forma, identificamos las necesidades que tienen significado concreto para ti. Porque tener “lumbalgia” carece de sentido, pero caminar por el campo, conducir, coger en brazos a mi hijo o ser capaz de dormir toda la noche… esto sí tiene sentido para ti. Así determinaremos (juntos tú y yo) las metas que deseas lograr con el tratamiento. Entonces se realiza una valoración completa del cuerpo y la persona para identificar las estructuras que no están realizando su función adecuadamente. Pueden ser disfunciones de la alineación, de la biomecánica o del control, pero también del pensamiento/creencias. Es frecuente que el cuerpo compense las disfunciones en las zonas que manifiestan el síntoma, pero la zona que causa la disfunción no presente dolor.

    Participar e involucrarte en el proceso de recuperar la normalidad es tu mejor opción. Te ayudaré a comprender tu cuerpo integrando las sensaciones y los pensamientos que le dan sentido a las acciones que realizas.
Según cada caso, pueden emplearse algunas de las siguientes técnicas:

icono manual

Terapia manual en Chamberí

Se denomina Terapia manual,  cualquier técnica que implica el uso de las manos del terapeuta. Se emplea para restaurar la movilidad de una articulación, de un músculo o de un nervio, para activar o relajar músculos. Pueden combinarse varias técnicas para liberar zonas de tu cuerpo que están tensas y con movimiento restringido. Así conseguimos  aliviar  el dolor y crear consciencia de lo que se siente viviendo y usando el cuerpo de manera diferente

icono grupo2

Ejercicio terapéutico: Clases en grupo

El tratamiento de fisioterapia alivia la mayoría de síntomas neuro musculares y articulares. En ocasiones esos síntomas reaparecen, vuelves a sentir la tensión en los músculos y la rigidez en las articulaciones.  ¿Por qué, si el tratamiento ha sido eficaz? Esto se debe a que tu cerebro se resiste a cambiar los hábitos que provocan que tus músculos se tensen y cada vez resulta más difícil permanecer sentado o moverte sin esfuerzo. La verdad, no es fácil introducir cambios de hábitos, sobre todo si no eres consciente de ello. Pero con la ayuda adecuada todo  es posible.

icono craneal2

Tratamiento craneal

Con frecuencia, el dolor de cabeza, cuello, mandíbula, hombro, espalda e incluso de pelvis, llevan asociadas alteraciones de las tensiones fisiológicas del cráneo. Según el modelo funcional holístico, solucionar la mala alineación del cráneo o el desequilibrio de las tensiones, mejora los síntomas (dolor de cabeza, en la mandíbula, hombro, espalda, etc). Aunque el movimiento es muy pequeño, la mano del terapeuta puede percibirlo. El ritmo del cráneo se produce mediante un ritmo pulsátil. Se produce en los ventrículos. Si los músculos que se insertan en los huesos del cráneo están tensos y con contracturas, aumenta la tensión interna de las membranas<