¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad esquelética en la que se produce una disminución de la densidad ósea. La osteoporosis es una enfermedad silenciosa, no tiene síntomas ni es dolorosa. En si misma no provoca discapacidad, pero hace que los huesos se debiliten y que se vuelvan quebradizos, en tal medida que incluso movimientos rutinarios como agacharse o estirarse puedan causar una fractura. Las fracturas más comunes son en la columna vertebral, en la muñeca, cadera y en el hombro.

La osteoporosis es uno de los problemas de salud más comunes. Sobre todo en mujeres. De hecho se sabe que hay factores que aumentan el riesgo de padecer osteoporosis o incluso de sufrir las fracturas que provoca. Existe dos grupos de factores, unos sobre los que podemos actuar y otros sobre los que no:

Factores controlables Factores no controlables
Sedentarismo Ser mujer
Tabaquimo Edad >50
Consumo excesivo de alochol Niveles hormonales
Consumo excesivo de cafeina Historia familiar
Algunos Fármacos Algunas enfermedades
Dieta pobre en calcio
Bajos nieveles de vit D

Conociendo estos factores es posible hacer una prevención y evitar o retrasar su aparición. Algunos hábitos para prevenir la osteoporosis es evitar aquellos factores sobre los que podemos actuar, como tener una correcta alimentación que aporte suficiente calcio y vitamina D, hacer ejercicio de forma habitual, dejar de fumar y eliminar el consumo de alcohol.

Algunos factores que aumentan la posibilidad de desarrollar osteoporosis

  • Ser mujer: al llegar la etapa de la menopausia, las mujeres perdemos estrógenos. El estrógeno es una hormona que ayuda a mantener la densidad de los huesos. Eso hace que sea más frecuente la osteoporosis en mujeres que en hombres
  • Tener Cáncer:
    • Cáncer de huesos.
    • Metástasis: algunos tipos de cáncer suelen extenderse a los huesos, como son
      • Cáncer de mama.
      • Cáncer de próstata.
      • Mieloma múltiple.
      • Cáncer de pulmón.
  • Estar en tratamientos contra el cáncer:
        • Ciertos tipos de
        • Hormonoterapia, en el cáncer de mama y de próstata (porque disminuyen los niveles de estrógeno.
        • Menopausia inducida por tratamientos del cáncer.
  • Hábitos:
      • Ser fumador.
      • Consumo de alcohol.
      • Nutrición deficiente con falta de calcio y vitamina D.
      • Fármacos.
        • Prednisona (terapia de esteroides).
        • Hormona tiroidea sintética.
        • Para la acidez de estómago.
  • Otros:
        • Historia familiar.

¿Es posible prevenir la osteoporosis?

Una vez que aparece la osteoporosis hay varias opciones de tratamiento que impiden que el hueso siga debilitándose, pero a día de hoy no existe terapia para revertir el deterioro causado por la osteoporosis. Ahora bien, siguiendo una serie de recomendaciones si puedes ayudar a prevenirla e incluso a tratarla una vez aparezca. La alimentación y un estilo de vida activa son unas de las más importantes.

Una buena alimentación es esencial en cualquier tratamiento médico. Una dieta equilibrada aportará todos los nutrientes necesarios para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Concretamente para la osteoporosis son muy beneficiosos los alimentos que aportan más calcio y vitamina D. Algunos frutos secos como las almendras o las nueces también son de gran ayuda.

Por otro lado, el ejercicio físico diario facilita que los huesos estén fuertes y limita el riesgo de sufrir una caída. Es importante que el ejercicio físico no sea muy intenso y que esté controlado por un profesional de la salud especializado en ejercicio. Hay evidencia científica sobre el beneficio de programas de ejercicio y la prevención de la pérdida de masa ósea. Un estilo de vida activo ayuda a tener una buena salud ósea, evitar los hábitos que deterioran los huesos (fumar, consumir alcohol, abuso de ciertos fármacos) también es importante.

El fisioterapeuta ayuda al paciente diseñando un programa personalizado de ejercicios en función de su condición particular que mejore su salud ósea y evitar posibles fracturas y caidas. El hueso crece al ser estimulado por el “impacto y el estrés” al que le exponemos al realizar el ejercicio físico. El tipo de ejercicio más indicados son aquellos con los que se soporta el propio peso en contra de la gravedad (corres, caminar, saltar, bailar, etc) y los de resistencia (levantar pesas, sentadillas, etc). Para realizar estos ejercicios de forma segura, es importante que los estén adaptados y personalizados para cada paciente por el fisioterapeuta.

Siempre es necesario realizar un diagnóstico adecuado de la enfermedad. La única prueba de diagnóstico, antes de que se produzca una fractura, es mediante una densitiometría. Como la osteoporosis es asintomática, es importante identificar los factores de riesgo. Si conoces los factores de riesgo puede actuar para prevenirla y evitar su evolución. ¿Quieres saber si tienes riesgo de sufrir una fractura por osteoporosis? Esta herramienta puede ayudarte.

osteoporosis tratamiento fisio

¿Por qué la fisioterapia puede ayudarme contra la osteoporosis?

La fisioterapia juega un papel esencial en la lucha contra la osteoporosis. El ejercicio terapéutico controlado te ayudará a fortalecer tus huesos y a mejorar tu postura. El profesional te indicará cuáles son los mejores ejercicios para ti y controlará todos tus avances de forma segura, evitando posibles lesiones.

Tras un estudio completo, el profesional determinará cuál será la dinámica de las sesiones y adaptará el tratamiento a tus necesidades.

Otras técnicas como la magnoterapia, educación postural o técnicas de relajación pueden resultar efectivas para la osteoporosis.

Si estás interesado en la fisioterapia para tratar la osteoporosis, visita nuestra clínica y te informaremos sin compromiso sobre cómo la fisioterapia puede mejorar tu calidad de vida.

La osteoporosis genera una pérdida de autonomía y afecta a la calidad de vida en las personas, por lo que es importante identificar los factores de riesgo para prevenirla o tratarla cuanto antes.

SIEMPRE CONSULTA CON UN PROFESIONAL CUALIFICADO PARA ADAPTAR LOS EJERCICIOS A LAS NECESIDADES CONCRETAS DE TU CONDICIÓN DE SALUD.

Pide cita